Éste es otro de los momentos especiales de nuestra cita que también va a sufrir un ligero cambio este año. Pero solo este año.
Este Desayuno va a quedar postergado hasta el fin de semana del VIII Congreso Evangélico (14 y 15 de julio en Madrid). Todavía no está cerrada la fecha pero será una de esas dos mañanas. En esta ocasión tendrá un carácter más internacional dado que se espera que muchos representantes internacionales nos visiten para este Congreso. Pero se mantendrá el mismo espíritu de oración  y de unidad que ha caracterizado a los Desayunos Nacionales de Oración de los años anteriores.
 
Os daremos más información a medida que se vayan concretando todas estos detalles. Pero os pedimos oración por la buena coordinación y desarrollo de este Desayuno.