«Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.»
Mateo 6:10

Al orar estas palabras estamos reconociendo que lo mejor que nos puede suceder es que Dios venga con su Reino a nuestras vidas, en primer lugar, y a nuestras familias, iglesias, ciudades, nación…

Es costumbre que a los niños se les llame los “reyes de la casa”. Mi madre se lo decía siempre a mi hija, pero ella desde pequeñita la contestaba: “abuela, soy la princesa, la reina es mama”. Ella tenia claro que tenía un lugar de honor, de importancia, de realeza en la familia, pero que había por encima una reina que gobernaba.

Dios nos ha hecho reyes y sacerdotes, nos ha dignificado dándonos un lugar que no merecíamos en su Reino, pero su deseo es ser el Rey y Señor y cuando oramos “venga tu Reino” estamos dando nuestra conformidad a este principio.

Él solo viene con su Reino cuando estamos dispuestos a ceder el “trono de nuestro corazón”, y a someter nuestra opinión, criterio, decisiones a su voluntad y propósito.

En esta primera semana del año oremos para volver a entregarle señorío de nuestras vidas a Dios para que podamos ser colaboradores para establecer su Reino en España.

MOTIVO ORACIÓN

  • Volver a entregar el “trono de nuestro corazón” al Señor.
  • Ser humildes y someternos a su voluntad para nuestras vidas, confiando que es lo mejor que nos puede suceder.

Descargar pdf

Categorías: Plan 6x6

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *